¿Por qué elegir una inmobiliaria?

Son innumerables los beneficios y motivos por los cuales resulta conveniente resolver las operaciones inmobiliarias a través de una agencia. Aquí exponemos algunos de los principales motivos:

Para la persona que compra una propiedad, resulta fundamental obtener un asesoramiento adecuado para poder tomar decisiones correctas. Obtendrá acceso a ofertas en mejores precios, debido a que las tasaciones fueron realizadas por profesionales y se ajustan a realidades del mercado, y no es un precio que surge del optimismo de dueños encariñados con sus propiedades. Podrá resolver la mudanza o inversión en menos tiempo, puesto que visita y evalúa sólo las propiedades previamente seleccionadas por el agente, las cuales responden a sus necesidades y deseos. Además disfruta del proceso de compra de un bien, a partir de la tranquilidad que le brinda estar seguro de la legalidad del desarrollo y los involucrados en la transacción. Si pudiera surgir algún tipo de dificultad, obtendrá el respaldo profesional y la solución más adecuada, evitando ingerirse en operaciones interminables por desorden en la documentación y situaciones que nunca se puedan concretar. También evita el desgastante proceso de negociación entre las partes, pudiendo mantener una postura clara y concretando operaciones a partir de relaciones objetivas sin el agravante de que, además de resolver la operación, deban congeniar en carácter las personas involucradas.

El vendedor de un inmueble obtendrá también un asesoramiento apropiado durante todo el proceso, resolviendo cuestiones fundamentales a la hora de vender, como lo es la seguridad durante las visitas a su propiedad, ya que no recibe a cualquier persona, sino a clientes previamente tratados y seleccionados por la agencia, ahorrando en tiempo y comodidad, puesto que no debe atender personalmente a todos los interesados, quedándose en el sitio largas horas y esmerándose con visitantes que en realidad están lejos de concretar una operación. También se beneficia con diferentes formas de publicidad según su conveniencia, resuelta a partir del clásico cartel o el aviso en el diario, hasta la más moderna tecnología de intercambio de información a partir de redes informáticas, resaltando adecuadamente las virtudes del inmueble en forma sumamente completa. Todo el proceso se desarrolla en forma controlada, ya que el propietario es informado regularmente de la situación del mercado en general, y de su propiedad en particular, teniendo un control ordenado de las visitas y sus comentarios, pudiendo detectar aspectos que estén determinando el acaecer de la operación. Al igual que el comprador, evita la dificultad que implica la negociación entre las partes, concretando la operación a partir de relaciones objetivas.

Otros de los beneficios al operar a través de una agencia son manejar de forma segura las garantías de contratos y convenios, resolver adecuadamente los requerimientos de sellados y otros aspectos legales, contar con servicios de administración de propiedades y control o pago de impuestos y servicios, encontrar inquilinos adecuados al perfil requerido, etc.

Tomado de: Lexinton Arg

Share this content.